En respuesta al actual problema social de acceso a la vivienda en régimen de alquiler, con fecha 6 de marzo de 2019 ha entrado en vigor el Real Decreto-ley 7/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler, que como principal novedad, vuelve a establecer la exención del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITP y AJD) para los contratos de arrendamiento de vivienda para uso estable y permanente a los que hace referencia el artículo 2 de la Ley de Arrendamientos Urbanos (“edificación habitable cuyo destino primordial sea satisfacer la necesidad permanente de vivienda del arrendatario”).

En el artículo adjunto nuestro abogado Miguel Huertas os resume los principales cambios aplicados.



Nous utilisons nos propres cookies et des cookies tiers pour améliorer l'expérience de l'utilisateur lors de sa navigation. Si vous continuez à naviguer, vous acceptez leur utilisation. LirePolitique de Confidentialité.